Buenas noches amigitos, solo una entrada muy rápida (mañana tendréis vuestro post, don’t worry), pero quiero escribiros porque al fin y al cabo, si me leéis es porque os interesa lo que escribo, y porque si estáis ahí, es porque en mayor o menor medida, creéis que lo que esas cosas que digo, tienen sentido, u os valen para algo (no se para que, pero…). Hoy, una de esas cosas, se ha probado. Hoy he tenido uno de esos días que son determinantes en la vida. Uno puede vivir tranquilamente, tener sus objetivos a largo plazo bien claros, y no abandonarlos, pero, dedicarse, por así decirlo, a otra cosa, y de repente, un día, cualquier tontería, os abre los ojos, es como una señal que os marca el camino.
Prestad mucha atención a esos momentos, a esas pequeñas señales, y seguidlas siempre. Por muy perdidos y acabados que penséis que estáis, por muy lejos que penséis que estáis de vuestro objetivo, siempre hay señales que aparecen en vuestro camino, y si decidís escucharlas, seguidlas, os guiarán. Que sean como gasolina, que sirvan para reafirmaros en vuestras posiciones, y que os hagan grandes, que os eleven sobre el resto del mundo, porque de eso va la vida. Una y mil veces os lo digo, y hoy, mas que nunca, (no porque sea un iluminado, sino porque lo he visto claro hoy); os lo repito. NO OS RINDÁIS NUNCA hermanos. No abandonéis la lucha por la que lo dais todo jamás, trabajad por ello, luchad por ello hasta que os vayáis a dormir, y entonces, soñad con ello. Que ni el tiempo ni la búsqueda de un resultado a corto plazo, os cieguen, Escuchad a Machado, sed como aquel Hidalgo viejo pero terco que: “agilitó su brazo, acreditó su brío;/ dejó como un espejo bruñida su armadura/y dijo: “El hoy es malo, pero el mañana… es mío”. O como aquel (también de Machado) : “Sabe esperar, aguarda que la marea fluya /así en la costa un barco sin que al partir te inquiete./Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya; /porque la vida es larga y el arte es un juguete. Recordad, un SI no tiene mas fuerza que un NO, pero tampoco tiene menos. Son dos opciones, un 50%, pero ninguna prevalece sobre la otra. En resumen, y si os tenéis que quedar con algo de todo lo que jamás os haya dicho, repito (para fijar conceptos) NO OS RINDAIS JAMÁS. NUNCA. Que nada os detenga. Porque si sois valientes, y sabéis resistir todos los embates de esta puta vida, llegarán días como hoy, pequeñas luces en la noche oscura, días que os hagan decir cuando os metáis en la cama. “Ayer, me faltaban mil kilometro para llegar, hoy solo me faltan 999.” Seguid adelante, y como en el video que os puse el otro día, repetid, “There Ain’t no grave, that can hold my body down”. En serio. No hay mejor manera de vivir la vida. Reventad en la lucha, y como Enrique VIII, afirmad, arrogantes, que en esa lucha, vais a pelear tanto, que si fracasáis, vais a dejar vuestros despojos en un estado tal, que a nadie servirán de nada. Morid (figurativamente, si eso) por lo que creéis, antes que vivir pensando de vosotros que sois unas ruines ratas cobardes. Gritad cuando os despertéis, todas las mañanas, gritad como los soldados rusos en Estalingrado. ” ¡Ni un paso Atrás!”. Y el mundo, sera vuestro. Yo hoy lo he comprobado. Y por lo tanto, os digo, en serio, desde lo mas profundo de mi ser. Está históricamente demostrado. Buenas noches.

Anuncios