asi-es-la-exjueza-manuela-carmena-candidata-de-podemos-en-madrid

 

Querida doña Manolita:

Aunque supongo que querrá usted que le tutee para hacerlo todo más informal y desenfadado, más de mesa de camilla y copa de Cazalla, la responsabilidad, el respeto a sus honrosas canas y cierto nerviosismo que me invaden (no todos los días se dirige uno a la alcaldesa de una gran capital mundial) me lo impiden, así que,mantendré mi tono cortés por ahora.

Quiero darle las gracias porque es la primera vez que me dirijo a un cargo público, y aunque se que lo debiera haber hecho con anterioridad, (Mea culpa), nunca es tarde si la dicha es buena,  dicen los castizos, y aunque los políticos vienen y van, que usted se puede abrogar el mérito de haberme desvirgado en ese sentido. Desafortunadamente, en este caso, mi misiva no va dirigida a loar sus grandezas como regidora de esta muy noble villa, que de eso, supongo, ya habrá tenido usted lo suyo, sino, con toda humildad, a llamar la atención sobre determinados temas que en mi opinión, debería usted pensar de nuevo.  Así pues, sin más preámbulos, paso a nombrarlos:

–          Callejero de Madrid: Este punto, querida alcaldesa, tiene mi corazón dividido. Como entiendo, ( y no le guardo rencor por ello, téngalo usted por seguro) que no es usted asidua lectora de mi blog (https://lacruzdecoronado.wordpress.com/  léalo si tiene tiempo, ya verá qué risa) si me distingo por algo es por recibir con perfecta paridad y equidistancia hostias por derecha e izquierda en partes casi iguales, paritarias, diría yo. Soy acusado (a veces en una misma entrada, lo cual, no me negará, tiene cierto mérito) de filofascista y criptocomunista todos los días de la semana, y aquí, de nuevo, me van a llover unas cuantas peeeeero, queridísima doña Manolita, No me joda. He repasado la lista de calles que usted pretende retirar de nuestro callejero y salvo honrosas excepciones (luego comentamos),  me parece excelente en todo excepto en un pequeño detalle, la lista de omisiones. Acaudillando un gobierno para el que la paridad es un tema de especial relevancia y siendo usted una persona tan particularmente sensible como es, me parece de una gravedad extrema el que, junto a la calle del General Kirkpatrick no retire usted la avenida de Pablo Iglesias, que junto al paseo de Muñoz Grandes, no retire usted la Avenida de Dolores Ibarruri, que tan rápidamente como fulmina usted la calle de Vicente Rojo, o que con el fin de la plaza de Arriba España, no se retire la estatua de Largo Caballero en Madrid. Como usted comprenderá, querida alcaldesa, el que se retire una calle a  determinado número de asesinos, mientras que otras tantas se mantenga, basándose en criterios de mera afinidad política, no condena el asesinato, la barbarie o la tiranía, lo único que hace es justificarla en nombre de una causa o idea política. Si lo que pretendemos es explicarle a los chavales que las guerras, los homicidios y las dictaduras están mal, POR FAVOR, querida doña Manolita, expliquémosles que TODAS las guerras, los homicidios y las tiranías son malas, no solo aquellas que a nosotros nos disgustan, mientras damos carta de naturaleza a aquellas que nos complacen. No pierda usted, alcaldesa, esta oportunidad única para explicar a todo el mundo, que la violencia, y las dictaduras son condenables por si mismas, porque, de otra manera, lo único que terminará siendo comprendido por este pueblo de borregos apesebrados que somos los madrileños, será que el ejercer la violencia y el asesinato es algo que te puede llevar a terminar teniendo una calle en la villa de Madrid, que es algo bueno y loable, siempre y cuando se haga en nombre de la ideología correcta.

 

En cuanto a aquellas calles cuya retirada espero que sea un error, y que, tras leer esta carta, entiendo que será paralizada con toda celeridad (la de Don Pedro Muñoz Seca y el monumento a los mártires de la sacramental de San Isidro),  solo decir que soy incapaz de comprender, y mire que lo intento, porque habría que retirar la calle a A: un escritor de teatro que fue encarcelado tan pronto como comenzó la Guerra Civil, llevado a Paracuellos del Jarama y fusilado sin haber tomado parte en ningún tipo de acción relacionada directa o indirectamente con el franquismo (a ver, el hombre era conservador, y de derechas, seguramente habría sido franquista, pero es que no le dieron tiempo a que Franco ganase la guerra, le fusilaron antes) o B: porqué habría que retirar de la historia un monumento erigido para honrar la memoria de muchos sacerdotes que fueron fusilados en Madrid por el mero hecho de ser sacerdotes. No lo entiendo, a menos, claro está, que lo que se intente con esta maniobra, es borrar de la memoria colectiva madrileña aquellos “Pequeños desmanes” sin importancia que los comunistas llevaron a cabo en Madrid, y que dieron como resultado la muerte de al menos 10.000 personas inocentes, ajusticiadas por el mero hecho de opinar libremente aquello que les venía en gana. Pero no, soy un malpensado, seguro que es un error.  Confieso que no le voté, querida alcaldesa, pero, rectifique, y estará más cerca de tener mi voto en las próximas elecciones.

 

–          Bajada del salario de la corporación municipal: Con este tema, querida alcaldesa, me tiene usted negro, o rojo, o azul, como sea que haya que decirlo con corrección política. Querida alcaldesa, no se cómo de prioritario será el retirar las calles de los sanguinarios franquistas madrileños, pero reducir a la mitad el salario de la corporación fue una de sus promesas electorales mas aclamadas, y a día de hoy, seguimos como estamos.  No se a qué espera, solo tiene usted que llevarlo al pleno y votar. Que no se le haga bola, Señora Carmena. Me consta además que con su ingente patrimonio inmobiliario y pecuniario, no necesita usted de una minucia como la que el sueldo de alcaldesa representa, pero no ceda a las presiones de su equipo de gobierno, ni a la de los otros grupos. Bájese usted el sueldo, y si tiene gúevos, cancélelo, devuelva usted a la política ese afán de servicio público que tuvo en sus orígenes democráticos. Que la gente no cobre por gobernar, que lo haga por el pueblo. Como le dije anteriormente (verá que uno de mis defectos es repetirme con cansina frecuencia, es para fijar el mensaje) no le voté , querida alcaldesa, pero, rectifique, y estará más cerca de tener mi voto en las próximas elecciones.

 

–          Colillas, Reinas Magas, niños y demás ocurrencias: Querida alcaldesa. Soy muy consciente de que la originalidad es la base de nuestro avance como sociedad. Estoy totalmente a favor de que cualquier idea nueva sea debatida, interpretada, pensada y repensada, y además, creo que es bueno el que la sociedad no se estanque, y genios rompedores y radicales, como según parece, tiene usted en su gabinete, estén todo el día dale que te pego a la cabeza, pero, de verdad, con todo el cariño y ternura que sus años me inspiran, Coño, piensen ustedes un poco antes de lanzar ideas al vuelo cual gráciles palomitas ingenuas. No me jodan. En serio a nadie se le ocurrió aquello de darle una pensada a lo de que los niños tenían que ir por las calles recogiendo colillas, cual huérfanos victorianos de una Inglaterra ultraliberal? No joda, alcaldesa, eso de pensarlo con la almohada, eso de darle una vuelta, eso de buscar otro enfoque antes de plantearlo?… Mire usted que la gente es muy mala, y además, le tienen muchas ganas, van a ser despiadados con usted… Así que en serio. No más Reyas Magas (o como carajo se digan. Serán reyes y reyas no? ) no más niños tísicos con tos de tuberculosos recogiendo los puros que ricos banqueros con chistera y monóculo tiran desdeñosamente al suelo, y esto ya como cosa personal, como a mi hija se le ocurra sacarme una tarjeta roja cada vez que se me ocurra encenderme un cigarro, o decir que Stalin es un asesino, usted y yo la vamos a tener. Por favor, invocando el buen nombre de todos los madrileños, evítenos ser el hazmereir de toda España, que con el Real Madrid ya vamos bien servidos de ridículo, y aunque a estas alturas ya sabe usted que no le vote, rectifique, y estará más cerca de tener mi voto.

 

–          Madrid Opina: Por último, querida alcaldesa, aunque no por ello menos importante tengo que llamarle la atención, a nivel técnico y de funcionamiento, por su página Madrid opina. Una de las cosas que, como ferviente anarcocapitalista que soy, más ilusión me hizo cuando llegó usted al poder, fue ver la creación de esa página. Madrid Opina prometía que cualquier ciudadano madrileño podría proponer una cambio legislativo, y que si esté alcanzaba el suficiente número de votos, el ayuntamiento, como libre interpretador de la voluntad popular, llevaría a cabo dichas reformas. Por fin, me dije, democracia directa!. Qué alegrón me llevé, Manuela. Bueno, pues siento decirle que la página no funciona. Dejando a un lado propuestas serias y razonadas como la repoblación del Manzanares con tiburones blancos o la creación de un monorraíl, la página no funciona. He intentado, en cuatro ocasiones distintas, lanzar propuestas para que sean debatidas en libertad y votadas (estoy seguro de que iban a ser aprobadas por una inmensa mayoría de la gente), y nada, que no aparecen. Comencé proponiendo la supresión del parquímetro y la ORA tanto azul como verde. Lleno de ilusión, estaba convencido de que al fin, una idea de un ciudadano iba a llegar a las más altas esferas políticas… Pero nada, refresh tras refresh, mi propuesta no aparecía en la lista de votaciones. Inasequible al desánimo, lo intente de nuevo algunos días después, pero nada, asi que pensé que había pecado de cortedad de miras. Por qué demonios proponer la supresión del parquímetro, cuando puedo proponer la supresión del IBI, y de la tasa de basuras y tantos y tantos otros impuestos?. Supresión ésta, que, claro está, si tendría un apoyo casi unánime. Pues nada. Que no funciona. Estoy gafado con las propuestas… a menos que… No, no seré mal pensado. Por qué pensar que las propuestas que no gustan en el ayuntamiento son censuradas? Por qué pensar que existe un filtro por el que hay que pasar? Cómo pensar que la libertaria Carmena censura aquello que no cumple estrictamente con sus propósitos…? Sean realistas, o sean honestos, querida alcaldesa, y, aunque no le vote… Etc.

En fin, no quiero extenderme más. Ya ve usted que con cuatro cambios que haga, cuenta usted con mi voto y con mi apoyo más entusiasta. Ya ve usted que, con solo renunciar al comunismo, al socialismo y abrazar las ideas liberales, puede tener en mi un fanático defensor, que la seguirá a todas partes y la defenderá con capa y espada. Si no hace eso, al menos gobierne usted con cabeza. No sea como todos los demás, gobierne por, y para todos los madrileños, y de esa manera, será usted recordada. De lo contrario, pasará sin pena ni gloria por la tediosa lista de gobernantes que desde siempre han aparecido por esta meseta para hacerle a los madrileños la vida más difícil de lo que esta ciudad hostil, cabrona y por ello encantadora nos la hace. Eso también, está históricamente demostrado.

En Madrid, el 4 de Enero de 2016

Larks82. Misterioso editor de este su humilde blog

PS: de lo del trafico a 70 por la M30 y no aparacar, ni hablamos, Manola, porque eso, no tiene nombre. Vaya huevos.

 

Anuncios