1452098031_792632_1452098271_noticia_normal

Querida doña Manolita, (a mis críticos no les gusta un pelo que le llame así, así que, así se queda):

Mire usted, que ya me estaba yo viendo venir esto, no se porqué, pero me daba en la nariz cuando escribía mi primera carta, que me estaba precipitando, y que, en tan solo un par de días, me iba a ver obligado a enviarle otra, pero, ya ve usted que cosas, imbuido por el espíritu navideño, me dije, ten fe, chico, igual ésta, como Pablo caído del caballo, ve la luz y rectifica; pero nada. Aquí estamos otra vez, yo viéndome obligado a escribirle y usted aguantando mis chorradas. Como soy mucho más tímido en directo, igual vale la pena que me invite usted un día de estos a una coca cola y unas bravas (diría que le invito yo, pero igual me acusan de machista, con esta gente no se sabe, y de pedir unas cañas ni hablamos , la última vez por mencionar el Cazalla, me llamaron de todo) y charlamos un rato, a ver si así le convenzo.

La cosa, Doña Manola, es que la hemos vuelto a liar… vaya show de cabalgata que nos ha montado usted. Con lo fácil que es poner al pastor de las oquitas, a Bob Esponja, a los cuatro colegas con zancos que pasan todos los años haciendo el moñas y cuatro cosas más, y todos contentos, y nos monta usted un cisco de tres pares de cojones. Como el tema tiene enjundia, paso, como en cartas anteriores, a desarrollar tema por tema, en que creo que la ha liado usted parda, y ya si eso, luego, comentamos. :

–          Historia: Querida alcaldesa, como le dije a usted en alguna otra ocasión, los Reyes Magos eran tres. Varones. Venían de algún lugar indeterminado de Oriente, y guiados por una estrella alcanzaron el portal de Belén para adorar a un mocoso que había nacido ahí poco tiempo antes. Todo lo demás, son gaitas. Más allá de eso, por supuesto, puede usted coger y el día 5 de enero, por la tarde, celebrar lo que le salga a usted de su municipal órgano reproductor femenino. Puede usted colocar a los Power Rangers peleando contra Godzilla en Serrano esquina Goya. Puede usted inundar la Plaza de Castilla y poner a romanos y cartagineses peleando en trirremes. Puede usted cortar la M-30 y celebrar el Gran Premio de Madrid a 70 km para vehículos ecológicos, pero, bajo ningún concepto, puede usted llamar a eso cabalgata de Reyes. Es, como usted debería comprender, una cuestión de “conceto” que diría Manolo Manquiña. Celebren ustedes lo que quieran, pero llámenlo por su nombre. Porque, querida alcaldesa, lo que no vale es mentir, ni engañar, ni intentar confundir a la gente, y yo estoy empezando a verle un poco el plumero.

 

Si usted dirige una película, y la titula “Bambi 2, el retorno del venado”, el cine se llenará de niños anhelantes por ver qué sucedió con ese encantador cervatillo. Si lo que reproduce en el cine es una orgía zoofílica en la que jóvenes doncellas y mamíferos ungulados desnudos practican sexo salvaje en el Safari Park, entenderá que la gente ponga el grito en el cielo, los niños salgan del cine extraordinariamente confusos o tarados, y que los padres se acuerden de usted durante una larga temporada. Pero por ahí van los tiros, ¿verdad?. Izquierda Unida, que es un partido mucho más antiguo y honorable que el suyo, se me ponga usted como me se ponga, lo tuvo siempre muy claro. En algunos ayuntamientos en los que gobernó con mayoría absoluta, canceló la cabalgata y a otra cosa. A diferencia de ustedes, ellos al menos eran consecuentes y no engañaban a nadie. Pero claro, cancelar la cabalgata de los Reyes cuesta muchos votos, y además, al hacerlo, se pierde la oportunidad de,  “sutilmente”, manipular las mentes de la gente. Es mucho más sutil y sibilino montar un chocho multicultural con tres colegas vestidos por la hermana ciega de Agatha Ruiz de la Prada, vender paz y amor universal y dar a entender que los reyes y reyas magas vinieron de Oriente (u Orienta), para honrarla a usted Doña Manolita ofreciéndole oro, incienso y mirra y nombrándola la nueva mesías de la progresía universal, con permiso del Ada Madrina Colau de quien, por cierto, hablaremos en futuras entradas, que también tiene lo suyo. Es mucho mejor pensar solo en nuestro sectario partido, en nuestra forma de ver las cosas, en lugar de en como han sido siempre, y si a alguien le jode, pues arreando. El caso es que, un poco como pasaba con la Guerra Civil, doña Manuela, la historia es terca, y se afana en no cambiar por mucho que nosotros queramos.

 

–          Cuestión de género: Esto, doña Manola, también tiene guasa, porque una cosa es poner a una paisana, vestida de Rey Mago, y otra muy distinta, como sucedió en San Blas, o en Vallekas, poner a una colega marcando tetas, al lado de Melchor y Baltasar, y pretender que eso sea igualdad. No se enteran ustedes ni del NODO, así que , les voy a ilustrar con un símil facilito, a ver si se enteran. Si el día del aniversario de la revolución de Octubre, pusiésemos, por ejemplo, a Pamela Anderson representando a Stalín, pero ni siquiera le plantásemos un mostacho o un puro, sino que la sacásemos vestida de cabaretera húngara, le parecería bien a usted.? y si en lugar de la momia de Lenin, disfrazase Minie Mouse, con sus zapatitos de lunares rojos y todo, les molaría?.

 

Doña Manuela, que desde Helena de Troya en adelante, la historia está llena de grandes mujeres, de tías fuertes y valientes, que , pese a tenerlo mucho más difícil que los hombres, han despuntado. Han destacado en  todos los campos de la ciencia, cultura, literatura, guerra, política… No venga usted a joder ahora, no venga a ponerse paritaria ahora, porque en este país, tenemos muy mala leche, e igual a alguno se le ocurre salir disfrazado de Margarita Nelken, o de Clara Campoamor, o de la Pasionaria (si, hasta ahí llegará la osadía de algunos) con barba, bigote, y dos globos de Toys ur us por tetas. No diga que no se lo he avisado.

 

–          Cuestión económica: Aquí, en la pasta, es donde más me duele el asunto, oh preclara alcaldesa. Aquí, si que me arrebolo y me sublimo, e igual, hasta se me escapa un tuteo, porque aquí, colega, si que te has pasado tres pueblos. Llega la abuelita de Caperucita al ayuntamiento vendiéndonos la moto del derroche en amiguetes, llega vendiéndonos, llena de dignidad ella, que el ayuntamiento iba a terminar con los amiguismos, y los chollos, y las puertas giratorias, y no se cuantas hostias más, y qué hace doña Manuela, según llega? Os lo contaré. Hasta este año, queridos amigos, los Reyes Magos eran representados por concejales del ayuntamiento que se presentaban para ello. Obviamente, ninguno de ellos cobrara nada por ello. El vestuario era, además, alquilado a la tienda de disfraces de turno, y devuelto al día siguiente y por una cuestión más o menos tradicional.  Pajes, y demás acompañantes de las carrozas del ayuntamientos eran representados por familiares y amigos de miembros del consistorio que iban ahí encaramaos y más contentos que unas pascuas sin costarnos un duro a los madrileños. Ok.

 

Pues nuestra querida colega, La Gran Alcaldesa de Madrid ha decidido que no, que pa que andarse con coñas, que como eso del dinero público no es de nadie, mejor se gasta, y al carajo. Y qué hace? Contrata a tres pavos sin llevar a cabo oferta pública de empleo, ni castings, ni anunciar el puesto o dar la oportunidad a todos los pobres y sin techo que hay en la ciudad de ganarse unos durillos (que al menos, pues mira), pues contrata como digo, a tres colegas de su cuerda, bien recomendaditos por sus amigotes, y les ha soltado a cada uno 1000€ por 4 horas de trabajo. COJONES, a 250€ la hora, vaya con los antisistema. Por ese sueldo me meto yo a Rey Mago, a Reina, o hagiógrafo de la alcaldesa. Tiene huevos, no hay nada como estar bien colocado en este país, gobierne quien gobierne, y es que… “Quien tiene un amigo tiene un tesoro”. Peeeero esperen amigos, que hay más, las batamantas de turno que parecían recién salidas de un viaje de ácido de Pepa Pig, han sido diseñadas ex profeso por otro coleguita de la caterva ésta, y pagadas, entiendo, a precio de oro. Para qué alquilar, troncos, si se puede dar trabajo a un españolito o españolita (ve lo paritario que soy, alcaldesa, parece que voy aprendiendo). Doy por hecho que ha sido a precio de oro porque, hasta este momento, que yo sepa, el consistorio no ha tenido a bien indicar ni la identidad de sus altezas los reyes espantajos, ni el precio de sus caros ropajes orientales. Pero por lo que parece, lo que si está claro es que, todo aquello tan criticable y criticado en el consistorio anterior, se repite, y magnifica en este.

 

En definitiva, querida alcaldesa, qué buena la ha liado usted. Con su mejor intención, sin duda, ha vuelto a remover el avispero que es esta ciudad de Madrid.  Mientras que todos los años, la cabalgata de Reyes era una cuestión anodina y cutre, creada por y para los niños que pasaba sin pena ni gloria, y de la que no se hablaba para nada, ha conseguido usted, hacer de ello una cuestión de estado. Sin necesidad alguna, querida alcaldesa, ha montado usted un circo del que no se deja de hablar, y que, tenga por seguro, le va a costar votos. A montado un espectáculo-filocomunista-étnico-pancultural que nada tiene que ver con la tradición de todos los años, y lo ha hecho usted, con toda la desvergüenza del mundo, como si gobernase usted con mayoría absoluta, cuando le recuerdo, querida señora, que no ha sido usted, ni de lejos, la fuerza mas votada en esta ciudad (aunque pal caso… patatas). Pero, y con esto termino, querida alcaldesa de mis entrañas, ha cometido usted uno de los mayores y más graves desatinos que un político pueda cometer. Ha jugado y se ha pasado usted por su venerable higa los derechos y las ilusiones de los que más importa, de aquellos a los que todo esto va dirigido. Pensando única y exclusivamente en su política, en la mierda de estercolero en la que se convertido la política de este país, ha jugado en muchos casos, y se ha cargado en otros las esperanzas e ilusiones de los niños, que no tienen nada que ver en todo esto. Con tal de seguir el dogma, a usted le ha importado un carajo si los niños y niñas de Madrid quedan totalmente desilusionados, o dejan de creer en la magia y, quizá usted, con sus provectas canas, ya no le recuerda, Doña Manuela, pero durante muchos años, día tras día, yo soñaba con que llegase esa noche, dormir todos los hermanos juntos, imaginarnos ruidos y cosas, y llamar a voces a mis padres para que subiesen a la cama, no fuese a ser que los reyes les pillasen y no nos trajesen nada. Si usted no lo recuerda, o no lo ha vivido, es que igual, ya desde pequeñita, era usted una niña mala, o sus padres no la querían demasiado, porque tiene usted que saber, Doña Manuela, que a pesar de todo, los reyes magos existen. Y si usted le ha quitado esa ilusión, con que solo sea a un crío de esta ciudad, y por hacer política, no se lo perdonaré jamás (y ya puede irse olvidando de mi voto). Eso, también, está históricamente demostrado.

Su eterno admirador y misterio escritor de este blog Larks82

Madrid a 8 de Enero de 2016

 

Ps1:  Quiero hacer una mención especial al valiente cerdo que en plena retransmisión de la cabalgata y delante de todos los miles de niños que veían la tele, dijo esto. Amigo. Eso es tener un par bien puesto. Que valiente eres. Eso es la nueva política. Seguro que en lugar de dar caramelos, se los robabas a los niños. Vaya angelito.

Ps2: Tengo una dude que me corroe desde el día de fin de año, querida alcaldesa. En multitud de ocasiones durante la campaña electoral, se refirió usted al millón y medio de personas que ocuparon la puerta del sol (ilegalmente) durante el 15M.   adjunto foto.

puerta_sol_abarrotada_moviemiento_15-m.jpg

El caso es que… y por motivos de seguridad, este año usted solo ha dejado entrar a dicha puerta del sol, a 25.000 personas.   adjunto foto también.

204304-944-578

Usted me dirá en que momento nos ha engañado a todos. (porque no me joda, la plaza está igual). Se les han colado a ustedes en fin de año 1.475.000 personas en la puerta del sol (espero que dimita alguien si ha sido así), o resulta que en el 15M. había, digamos, algo menos de gente?

 

 

Anuncios