2214809

Buenas tardes a todos, por convención social, supongo, y bienvenidos al nuevo orden mundial. Como os anunciaba hace apenas unos días, tenía un post escrito hablando de las maravillas y milagros del estado islámico. Os explique también cómo, en una acción de cobardía sin precedentes en mi, decidí dejarlo en la nevera, y no escribir lo que pensaba de esa banda de malnacidos indeseables, porque al fin y al cabo, a mi, personalmente, tampoco me habían hecho nada, y porque, en el fondo, por poco más, a los redactores de Charlie Hebdo los habían cosido a balazos en enero. Típico pensamiento gallina, no hay excusas. Y sin embargo, después de los dramáticos incidentes acaecidos este viernes en París, creo que es mi obligación (en realidad creo que es la obligación moral de todo el mundo, pero allá cada cual con sus cosas) escribir, opinar, decir lo que pienso. Este blog va de ser valiente, va de decir la verdad, le pese a quien le pese. Va de explicar las cosas como son, tenga ello las consecuencias que tenga. Va de no bajar la cabeza nunca, y sobre todo, de no permitir que algo tan ridículo y asqueroso como un terrorista con un Ak-47 lo silencie. Porque mi hija se lo merece. Porque vosotros, queridos lectores, os lo merecéis, y porque, a pesar del tiempo y los años que pasan, no sabemos ser de otra forma.

Hoy más que nunca recuerdo los versos de Bertolt Brecht, hablando del nazismo;

“Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada”.

Y lo que más me importa de esta entrada de hoy, es que tengáis esto claro, porque el Isis, Daes, IS o como queráis llamarlo, no tiene demasiadas diferencias (más allá de sus diferencias folklóricas provincianas) con cualquier otro tipo de totalitarismo. Esta panda de hijosdeputa (que bien se siente uno cuando lo dice, copón, probadlo!) no se diferencia en apenas nada de sus hermanitos mayores, como el Nazismo, el Stalinismo, el Maoismo etc…  y aunque unos maten en nombre de la cruz gamada, la liberación universal de los oprimidos o la pureza de raza, su fin es siempre el mismo. La sumisión, la tiranía, la represión de las libertades, y la coacción al resto del mundo a adoptar unas ideas que ellos consideran palabra de Dios.

Hay otra cosa, amigos, que tenéis que tener muy clara. Los atentados de París, por su contexto, son una auténtica obra de arte del mal. Si los cabrones que se volaron por los aires en Bataclán hubiesen querido tan solo causar una masacre, el metro de París en hora punta, hubiese sido un objetivo mucho mas inteligente. Si lo que hubiesen querido, sin más, fuese llevar a cabo un acto político, matando de paso a unos cuantos cientos de inocentes, 9 tíos volándose por los aires en un tren de cercanías (os suena?) o en una torre de oficinas, hubiese sido mucho más eficiente, pero no es lo que buscaban. Estos cabrones han planeado sus ataques para golpear lo que ellos más odian. No querían (al menos no solamente) causar un gran número de muertos, lo que querían era atacarnos en lo que representamos, en aquello que más desprecian de nosotros. Mataron a personas inocentes en un concierto de Rock en lugar de en una iglesia católica, porque en el concierto la gente bebe, las mujeres se ponen minifaldas y se tiran, borrachas, al primer tío que les apetece. Porque bailan y ríen, y son felices, sin que ningún marido o hermano les cruce la cara por ser unas zorras.

Ametrallaron a pobres inocentes en los restaurantes de turno, porque es una ofensa a su dios que los hombres y las mujeres juntos, en igualdad, se sienten en una terraza a fumar y a beber después de un duro día de trabajo, y que en igualdad de opiniones, expresen sus ideas, sin que nadie degüelle a nadie por pensar distinto, o por insultar a un dios, o por declararse ateo. Intentaron volar por los aires un estadio de fútbol porque es una temible ofensa a Allah el que la gente admire (casi idolatre) a 11 tíos por dar una patada a un balón, lo hicieron porque el viernes es día de oración y sumisión a dios, no de ir con los hijos de uno a pasar un buen rato. Nos golpearon, en definitiva, en todo aquello que representamos, en nuestras libertades, y lo hicieron porque piensan que de esa manera, dejaremos de ser lo que somos. Igual que sucedió con Charlie Hebdo, pensaron que matando a unos cuantos, el resto, acojonados, nos iríamos a casa, porque, si no les ofendemos, ellos no nos matarán.

Amigos, ese es nuestro gran error.  Nos van a matar, van a intentar acabar con nosotros cueste lo que cueste, porque nos odian. Odian que exista un código penal, en lugar de una biblia de hace 1500 años que dicte las sentencias de muerte. Odian que las mujeres trabajen, que tengan total libertad sobre su sexualidad y su vida y no sean lapidadas, odian que a los gobernantes se les elija democráticamente, odian que toleremos convivir con gentes de otras religiones sin problema. Odian la radio, la música, la diversión, y todo aquello que les recuerde que en verdad, viven en un mundo con siglos de desfase. Un mundo de mierda

Otra de las tonterías de las que me estoy hartando últimamente es esa de el Islam como religión de Paz. Estoy aburrido de escuchar como el Islam es una religión de caramelos y ositos de peluche, y los malos malvados que se suicidan, son unos cerdos que no son musulmanes. Así que, en un par de posts, os voy a explicar hasta que punto eso es una falacia brutal. Evidentemente, no todos los musulmanes son malos, ni muchísimo menos, como en cualquier otro colectivo, la gente es gente, y hay de todo, entre musulmanes, católicos, o fans del Fari, pero hay algo que no admite cuestión. El Islam, es una religión perversa. Creada para un fin específico, la dominación mundial, y solo aquellos (gracias a Dios, la inmensa mayoría) que se desvían de sus postulados, son moderados y tranquilos, pero, cuanto más firmemente se crea, es decir, cuanto más practicante musulmán se sea, peor. No voy a dar ni siquiera mi opinión, a partir de ahora, paso a expresar los postulados de esta religión acerca de determinados temas (y para los incrédulos, o malpensados, dejo adjunto la sura y la aleya, o el Hadiz y el sabio que lo recopila,  de manera que podáis encontrarlo con facilidad). Como el único Corán que tengo está en Inglés, traduzco lo más fielmente posible los versos. Vamos al lío.

Relativo a la posición de la mujer en el mundo:

Vida conyugal:  “tus esposas son como las tierras que posees, y por lo tanto podrás usar de ellas como y cuando tu desees” Corán:

Herencia: “El hombre tendrá derecho a heredar tanto como la suma de dos mujeres hereden”  Corán 4:11

Testimonio legal (En caso de violación, por ejemplo):  “ Y el profeta preguntó, “Acaso no es el testimonio de una mujer tan válido como el de medio hombre? -y la mujer respondió- “Si”. Esto es por las deficiencias inherente a la mente de la mujer”.  Bukhari

Pederastia : “ Entonces mahoma redacto las clausulas matrimoniales, y se casó con Aisha, que tenía entonces seis años, y consumó el matrimonio cuando esta cumplió nueve”. Bukhari

Violencia física: “Si teméis que vuestras mujeres se vuelvan arrogantes, explicadles las palabra de Dios, si no funciona, despreciadlas cuando vayáis a la cama, y si tampoco funciona golpeadlas hasta que terminen por obedeceros. A partir de ahí, no debéis hacerles daño”. Corán 4.34

Esclavitud Sexual: “Y se te prohibirá tocar a las mujeres casadas con otro árabe, pero podrás gozar y poseer a todas aquellas ganadas con tu mano diestra (militarmente)”. Corán 4.24

Adulterio:  “El apostol de Alá (Mahoma), jamás asesinó a nadie de manera injustificada para la religión, ya que solo mató gente en las siguientes situaciones 1- Una persona que asesinó a otra injustamente fue ejecutada en Quisas, 2- Toda aquella que, estando casada, llevó a cabo relaciones sexuales con otro que no fuese su marido, y 3- todo aquel que luchó contra alá y su profeta…” Bukhari 83:37

“En caso de que aquella mujer que comete adulterio este casada, su castigo será de 100 latigazos, y ser lapidada hasta morir, si la adúltera fuese soltera, recibirá 100 latigazos, y será exiliada durante un año”. Muslim 17. 4192

Bueno chicos, pues hasta aquí llegué con la primera parte. La semana que viene entraremos en otros temas, con la tolerancia religiosa, o el trato a aquellos infieles dominados, en los que como en este, brillarán de manera clara la modernidad y caridad musulmanas. Recordad, no tengáis miedo, porque, como dijo San to Domingo de Silos ” Podréis quitarme la vida, más no podéis”, y en el fondo, tampoco es para tanto. Plantadles cara haciendo lo que ellos más odian. Salid, bebed, disfrutad de la vida, bailad como locos, y sed extraordinariamente felices junto aquellos a los que queréis. Pero sed valientes, no os asustéis, ni dejéis de hacer nada pensando que si no cabreamos a esta panda de bastardos hijosputas (toma! que subidón me da cada vez que lo digo) ellos nos perdonarán la vida, porque no es verdad. Primero matarán a los que más odian, pero terminarán viniendo a por todos y cada uno de nosotros, y si no dais un paso adelante ahora, igual, cuando vayan a por vosotros, todos los que lo hubiesen podido dar por tí  ya estén muertos. En mi conciencia queda que hoy, a pesar del todo, lo he dado. En fin, colegas, que nadie os amargue el fin de semana, como dice la portada de Charlie Hebdo de esta semana, Ellos tienen armas, pero están jodidos, nosotros tenemos Champagne y vuestra obligación es tomaros un par de copas a mi salud. De esa manera estaremos un poco más cerca de derrotar a esa panda de inquisidores intransigentes. Eso también, está históricamente demostrado.

 

 

Anuncios